Su cumpleaños…

Hoy es su cumpleaños, hoy sería su cumpleaños, hoy habría sido su cumpleaños… Y estaríamos a su lado, riéndonos, contándonos cosas del pasado, comiendo tarta, soplando velas… Pero no puede ser, ya no puede ser… Y la verdad es que la añoro más de lo que muchas veces quiero admitir…

Ella me soportó (sí, me soportó) siempre, yo no era malo pero sí era muy travieso, demasiado inquieto, demasiado curioso y a veces demasiado impulsivo… Aun así ella nunca tiró la toalla conmigo.

Me dio mil razones para que cambiara, para que me calmara, para que pensara y aún no haciéndole caso… ella nunca tiró la toalla conmigo.

Ella era esa persona que en el camino de mi casa a la plaza, camino que se realizaba a paso normal en 15 minutos, hacia mil paradas y tardábamos más de una hora… Porqué? por que tenía palabras para todos, saludos para todos, preguntas para todos, se preocupaba por todos y tenía palabras de aliento para todos.

Ella era así y yo me sentía, me siento y me sentiré siempre orgulloso de ella…

Te quiero mama, muchísimas felicidades. Un beso allí donde estés.

 

Deja un comentario