Los sentimientos

Uso CerebroSiempre he sido de los que piensan que no usamos mas que una pequeña e ínfima capacidad del cerebro, lo justo para tirar vamos, pero es que desayunando me acabo de dar cuenta que realmente es así. Nos os pasado nunca que cuando entrais en una tienda, cafetería, bar resulta que están poniendo la canción que estais tarareando? A mi me acaba de pasar y es que estaba desayunando en la terraza del bar y cuando he entrado a pagar justo estaba sonando la canción que tenia en la cabeza y que medio cantaba (en realidad medio destrozaba, que cantar lo hago mal no, lo siguiente). Pues yo creo que inconscientemente, cuando pasamos cerca de algún sitio con música, nuestro oído capta mas de lo que creemos y si nos interesa se nos queda grabado de una forma tan automática que no somos capaces de procesar por eso mismo, por no usar mas que una parte del cerebro.

Junto a esto, también pienso que lo mismo que pasa con el cerebro pasa con los sentimientos y el corazón… Usamos una parte muy pequeñita, lo justo para pasar el día, y lo malo es que eso se atrofia, si no lo usas se va secando y cada vez cuesta mas trabajo sacar sentimientos, demostrarlos o incluso, cuando estas muy oxidados, tenerlos… El ser humano tiene (para mi) dos características principales quitando el sentido del humor, una es su capacidad de amar y otra su capacidad de hacer daño y por lo que veo, los que usan mucho una de ellas no usan la otra así que… Tu que prefieres?

No es tan difícil querer y tratar bien a los demás y encima genera bienestar en uno mismo… Úsalos, verás que además es divertido, y la gente suele reaccionar muy bien

En fin, solo era una pequeña reflexión que se me ha venido a la cabeza… Un beso… o no… nunca se sabe hehehehehe

One Comment

  1. Te dejo mi reflexion de hoy:
    Que poco nos miramos a los ojos. Como rehuimos las miradas directas. Da igual si se tratar de hablar con la mentira o si es la verdad más sincera la que estamos expresando en ese momento. No sé la razón, no sé si es un miedo primitivo a que la persona que nos escucha descibre en nuestros ojos lo que evitamos decir, lo que no queremos que adivine. Y lo peor, da igual que sea tu vecino, familiar, amigo intimo o conocido. Bajamos la mirada , la desviamos al movil a la tablet, que se han convertido en muletas, en esta nueva formas mas superficiales de comunicarnos. Desconozco en que momento perdemos la mirada directa, curiosa, arrogante que tienen los niños, pero tengo claro que las nuevas tecnologias no van a ayudarnos a recuperarla. En fin…

Deja un comentario