Vaya semanita

Y nunca mejor dicho, vaya semanita… Primero empezó con el puente y el viaje a Jerez a ver MotoGP. Ahí ya se complicó la cosa pues aunque fue puente tuvimos que volver a Sevilla por que María trabajaba viernes y sábado. Así que en menos de cuatro días nos comimos como 400 km en moto, menos mal que nos gusta que si no…

Las carreras estuvieron un poco aburridas pero la estancia en la casa con los Kamikazes de Toledo y Madrid fue de lo mas divertida, no paramos de reírnos y hacer el tonto en todo el finde, como meter las motos en el salón etc. A mi me dio reacción el agua así que de bañarme en la piscina poco… que remedio…

Después vino el martes de feria y eso fue demoledor… No voy a contar nada especial pero como siempre termine el último y encima cuando volví de la feria no pude entrar en mi casa (partí la llave en la cerradura) y tuve que irme a las tantas de la mañana andando hasta casa de unos amigos para dormir allí, y al día siguiente con la caló vuelta a casa a intentar abrir… Por cierto la puerta ya esta arreglada hehehehe

Y este finde, viendo que se podía complicar la cosa si íbamos otro día a la feria decimos coger a la Lolona y llevarla de paseo a la playa y allí pasamos el finde junto a Marcos, un amigo que fue con su mini caravana y que nos encontramos el sábado de casualidad. Estuvimos tranquilitos excepto porque me volvió a dar reacción el agua (ser alérgico al agua fría es lo peor) y tuvimos que ir a Conil a que me pincharan Urbasón (y vaya si duele eh? ya os lo digo yo) así que el resto del finde sin poder bañarme pero muy bien, adoro mi sombrilla hehehehe. Pero todo se olvida después del gran desayuno del Piñero… Ay Omá…

Y bueno esto es un poco el resumen de la semanita que hemos pasado… A pesar de estar cansado… la empezaba otra vez con los ojos cerrados hehehehe

Un beso… o no… nunca se sabe

Deja un comentario